miércoles, 25 de junio de 2014

Tenderete 8.

Allí estaban todos, sí, todos los brujos, hechiceros, nigromantes, magos y encantadores de la auto-edición. Todos vinieron al gran sabbat de finales de junio, al Tenderete de azufre, donde el calor ablandece las almas y los cuentos de ultratumba cogen vida por las noches de luna llena.

Y allí estaba el Coco Press, tímido y escondido, pero presente aunque a la sombra de sus grandes maestros. Se saludaron a algunos conocidos a otros desconocidos y la fiesta duró hasta el apagón general que dio fin a la gran fiesta de la cabra negra.